viernes, 5 de junio de 2009

Leyendas urbanas.

Hechos que, a día de hoy, todavía quedan (y quedarán) por resolver:

-La niña de la mermelada/foagrás y el perro, featuring Ricky Martin in the closet.
¿Quién se iba a imaginar que a Isabel Gemio la recordarían gracias a esta leyenda urbana?
Yo no sé a vosotros, pero a lo largo de estos años, he escuchado montones de conversaciones donde entre pitos y flautas se veía involucrada la Gemio, y se producía la pregunta:
-¿Isabel... que?
-Si hombre si, la presentadora del programa ese donde dicen que salió una muchacha que se untó mermelada/foagrás (la versión varía dependiendo de la provincia española) en el chumino y llamó al perro para que se lo lamiera, mientras Ricky Martin la esperaba metido en el armario para darle una sorpresa... y resulta que la sorpresa se la llevó él...
-¡Aaaah, vaaale, ya sé quién es!

La verdad es que el bulo alcanzó tales proporciones, que a los pocos días de difundirse, la mismísima presentadora del programa desmintió que en el susodicho se produjera tal situación. Y la verdad es que no sé porqué se alarma la gente al ver la relación zoofílica de una adolescente y su perro, ya que a poco que sepas "googlear" más o menos en condiciones, encuentras adolescentes con perros, con patos, con burros, con caballos... o al menos eso es lo que me han contado... ¡Ejem!

Pero es que la gente en realidad no se da cuenta de lo verdaderamente impactante, que la historia del perrito lamiendo y del cantante saliendo del armario (dejo a la elección del lector el añadirle o no las comillas a las tres últimas palabras de la frase) es sólo la punta del iceberg.
Lo que a la gente no se le ha ocurrido es que lo verdaderamente jodido es llegar a imaginar LO QUE PUDO PASAR DESPUÉS, y yo tengo varias teorías:

- Que en ese momento saliera Ricky Martin del armario y se llevara un latazo de foagrás en toda la cabeza.
- Que a Ricky le fuera el rollo y se montara un trío con la muchacha y su perro.
- Que en plena lamida canina entrara la madre de la muchacha, la castigara sin salir, y que Ricky Martin tuviera que dormir esa noche en el armario.
- Que el perro descubriera a Ricky Martin en el armario gracias a su olfato canino, y prefiera "lamer salchicha" en vez de foagrás.
- Que en ese preciso momento entrara el novio de la muchacha y se encontrara con que le está poniendo los cuernos con su perro, y que lo jodidamente deprimente es que ella, por lo que se ve, prefiere al perro.


"No es que esté sonriendo, esque el perro de la niña me está mordiendo el culo"

-La mujer de la curva.
Todo el mundo la conoce, pero nadie debe temerla.
La mujer de la curva es una muchacha súper enrollada que te avisa de los puntos negros de la carretera, y lo mejor es que luego no te tienes ni que molestar en desviarte de tu ruta para dejarla en ningún lado, ya que después de avisarte, simplemente desaparece. Un encanto de niña.
Y tanto convencí a un colega mío de lo buena que era la muchacha, que decidió probar suerte y recoger a alguna.

Al cabo de unos días me lo encuentro hecho una furia, y me contó que a él también le había pasado, que recogió a una autoestopista por la noche, y que al llegar a una curva, la susodicha le avisó de que tuviera cuidado, que ella un día casi se mata allí. Y al tomar la curva con mucho cuidado, paró en la gasolinera que había a continuación, salió a cambiarle el agua al canario, y cuando volvió, LA AUTOESTOPISTA HABÍA DESAPARECIDO, (junto con el cutre-peluche de osito que le regaló la parienta con el cartelito de "i love you un puñao", el GPS y la radio con cargador de 6 cd´s del coche...). Pa mear y no echar gota oiga, y nunca mejor dicho.

Moraleja: Cuando vayas conduciendo de noche y veas a una muchacha en camisón cerca de una curva haciendo autoestop, o es la hermana sonámbula de Houdini, o te quiere mangar el coche.


No. No me refiero a estas muchachas de la curva.

-El Coco.
Cuando escuchaba eso de "si no te duermes, se te llevará el Coco", en realidad no se me hacía en la mente la imagen de nadie en concreto, (¿a alguien en su niñez le han descrito sus padres cómo era el Coco?).
Así que simplemente me acojonaba en plan terror psicológico, atentos a la movida: O sea, que vendrá un jodido cabrón desconocido que es capaz de atravesar los barrotes de las ventanas de mi casa, o en su defecto, una puerta blindada de nueve anclajes sin emitir sonido alguno que pueda alertar a alguien de la casa, para seguidamente colarse en mi cuarto y secuestrarme sin que mis gritos de auxilio despierten a mis padres. Vamos, que puede pasar perfectamente que te secuestre el mismísimo Sam Fisher de Splinter Cell, ¡Y yo en pijama y con estos pelos!


"Hola, soy Sam Fisher, y la cosa está mala, con la crisis y eso,
y... bueno... que me ha dicho tu madre que no te duermes, y tal...


-El messenger se acabará o pasará a ser de pago.
A todos nos ha llegado el típico correo electrónico en cadena amenazando con algo que va a pasar si no reenvías el dichoso mensaje a todos los contactos que tengas, y éste es uno de los que más gracia me hace, os explico por qué:
Este correo en concreto avisaba de que el mismísimo Bill Gates, (que no tenía otra cosa que hacer, ¿verdad?), está rumiando la posibilidad de cerrar el servicio de messenger (que tantas tardes de insulso parloteo adolescente nos ha dado) debido a que últimamente se está usando muy poco, y por lo que se ve... pues yo que sé, se ve que no le compensaba... o algo.
Y la única solución para que no ocurra tamaña catástrofe, es enviar ese correo a todos los contactos que tengas añadidos en tu cuenta, para que el bueno de Bill, que se pasa todas las tardes monitorizando preocupadísimo desde su ordenador los niveles de uso del messenger, (nótese el sarcasmo), vea que realmente existe actividad en las cuentas de dicho programa de mensajería y decida finalmente seguir permitiendo el uso de dicho maravilloso servicio. Y hubo gente que se lo tragó, señora.
Pero a lo que iba, y aquí viene lo más cachondo. El correo también avisaba de que, si enviabas el mensaje a suficientes contactos, el icono del muñequito del messenger pasaría del color verde de toda la vida que tiene cuando estás en estado conectado, a AZUL, (flipa), lo que quería decir que tu cuenta del messenger de toda la vida ya estaría a salvo, con lo cual yo nunca dejé de despollarme imaginando al típico pardillo reenviando el mensaje a sus ochocientos contactos (de los cuales sólo habla con dos... y uno de ellos es su primo del pueblo) y esperando a que el muñequito de marras se pusiera azul, y al ver que el jodido muñecajo no cambiaba de color, acabara dándose de cabezazos contra el teclado, ¡jojojojo!

-Xuxa abusaba sexualmente de sus bailarinas.
Realmente no se supo que fue lo que pasó, pero aquella rubia pechugona con sus bailarinas, que no se quedaban atrás tampoco, dando botes y provocando al personal en horario infantil ya de primera hora te huele bastante a chamusquina.
La letra ya le ponía la puntilla: "Xu-xu-xu, Xa-xa-xa, este ritmo nuevo vas a bailar..." Sí sí bonica, eso es lo que te gustaba a tí después del programa, "a-xu-xu-xar" a las pobrecitas bailarinas que lo único que querían era ganarse un sueldo dignamente.
Por eso cuando corrió el rumor no me extrañó ni un pelo, ya que Xuxa sentó las bases de lo que actualmente se conoce como "reggaeton", y lo que supuestamente hacía después de cada programa con sus bailarinas, actualmente se conoce como "perreo".
Después de su época de gloria, ya no se volvió a saber nada más de ella, (¿murió apaleada por sus bailarinas-florero? ¿su cerebro se encuentra criogenizado (en un dedal) al lado de Walt Disney?), y quizás sea mejor así.


La falda un pelín más corta, y uno no tendría que imaginarse nada,
"horario infantil" lo llamaban en aquella época...


-Lo que llevaba Chema del Barrio Sésamo en el delantal no era harina.
¡Juas juas juas juas! Creo que si miras el siguiente vídeo te darás cuenta de que a partir del segundo 33 se ve que la coordinación de Chema no está muy allá que digamos. Se ve que no era harina, no...





DATO CURIOSO


Si escribes "Isabel Gemio" en Google imágenes, observa la sugerencia de búsqueda que te aparece justo debajo.  Carcajada asegurada.
!Ah! y no te molestes en pinchar, no aparece lo que estás pensando, guarrete.

1 comentario:

  1. Sin duda el mundo de las leyendas Urbanas da para muuuuuuuuucho. Por cierto que la primera de las pelis que hicieron que se llamaba así (¿o era la segunda?) tenía su puntito.

    ResponderEliminar

Sucios piratas dicen: