viernes, 29 de agosto de 2008

Esa pueblo cerca del lago... me aterra y me atrae

¡¡Silent Hill!!

Veréis, a los enfermos mentales como yo nos encantan las películas, videojuegos, libros y demás material fríkico que te hagan introducirte en la historia y vivirla hasta que te dan ataquitos de doble realidad (no, no me voy a la parada del autobús a matar viejas con una katana, tranquilos). Es un modo como otro cualquiera de evadirte, te sitúas en un mundo bien trabajado y te dedicas a recopilar información de él, a ver (jugar, leer...) todo lo que caiga en tus manos y a disfrutar como un guarro en una charca. Es uno de los grandes placeres del friki, la evasión. Y con Silent Hill, no sólo te evades, si no que te ENZARPAS.

Enzarping boy...

Y es que la impresionante saga de Konami ha creado incluso una legión de seguidores que se denominan a si mismo "colonos" (aunque en algunos sites te encontrarás con orgullosos "colineros", cosa que no sé yo muy bien...), seguidores que inundan internet con Fan Arts, cómics de mejor o peor calidad, montajes, teorías acerca de los videojuegos... un mundo impresionante en el que es fácil perderse, porque esta obra, a pesar de ser un Survival Horror, va mucho más allá. Esta repletita de imágenes metafóricas, de elementos con doble sentido, vamos, que te hace comerte la cabeza de un modo impresionante. Como aquella casa al lado del cementerio, te aterra y te atrae. Es cojonuda.


¡Qué mal rollo daba la música!

¿Hay alguien que no conozca todavía el argumento de SH? Bueno, lo explico a grosso modo. Todo comienza con el primer juego... en un pueblo en el que un antiguo culto trataba de despertar al dios Samael, utilizando para ello a una "madre de dios" llamada Alessa, una pobre muchacha que no sabía lo que se le venía encima, y mucho menos lo que guardaba dentro. La pequeña Alessa, creció entre las burlas de sus compañeros de clase que la llamaban "bruja" y "demonio" entre otras lindezas, claro, a la niña se le formó una depresión del carajo... pero más deprimida iba a estar cuando la simpática de su madre la quemó viva para renacer así a Samael. El angelico (es que da pena, de verdad) sobrevivió y fue trasladada a un hospital donde la mantuvieron oculta entre un médico que traficaba con drogas (la White Claudia) y una enfermera que le tenía un repelús impresionante. La pobre, aun así, tuvo todavía fuerzas para arrancar la parte de bondad que le quedaba dentro y trasladarla a un cuerpo ajeno, un bebé al que Harry Mason (el prota) se encontrará en el arcén de la carretera y cuidará como su propia hija dándole el nombre de Cheryl... peeero... Samael tiene ganas de mambo y "llamará" a la pequeña para completarse. Así comienza la aventura, con Harry buscando a su hija por Silent Hill, un pueblo atrapado en la torturada mente de Alessa/Samael.


Harry Mason meets Poli Tetona

¿Pero cómo tiene entonces SEIS partes Silent Hill? Bueno, pues muy sencillo y a la vez muy complicado. El "aura" de Alessa/Cheryl/Samael ha convertido a Silent Hill en un pueblo maldito, un lugar, que si bien tiene un emplazamiento real, se ha convertido en una especie de limbo donde diversos personajes purgan sus pecados atrapados por los recuerdos y la presencia de Samael y sus propios miedos internos. Así, SH: Origins cuenta la historia de la chamuscada Alessa, SH desarrolla la historia principal, SH3 nos cuenta las peripecias de Samael por volver a resucitar valiéndose de oootra encarnación; y SH2, SH: The Room, y SH: Home Coming son historias paralelas de personajes atormentados o atrapados en el halo de maldad que se desprende del pueblo maldito y de todos aquellos que tuvieron contacto con él. Una gozada cada una de las historias, quizá flojeando en SH3, pero perfectamente recomendable de igual forma... y a la espera de Homecoming, pedazo de homenaje al capítulo de Masters of Horrors dirigido por Joe Dante, que a su vez está basado en un capítulo de Twilight Zone... o eso creo yo, ¡viva la intertextualidad!


Soldados que vuelven de la guerra, vivos o muertos, o no... o yo que sé

Y bueno, sólo recomendaros jugar la saga completa, pasárosla, repasárosla, ver todos los finales, leer información, disfrutarla... porque pocas sagas son tan REDONDAS como esta apoteosis con carátula de Konami, ¡qué viva el Silent! Os dejo con una de las canciones que forman parte de la BSO de The Room, título vilipendiado injustamente por algunos sectores... y es que hay puretas por todos lados. Por cierto, detalle friki al canto, la BSO de todo SH es más rockerilla y electrónica que la de su cuarto título, en éste se pasó un poco al Chill Out, creo yo que para terminar de armonizar un episodio más "moderno" y de argumento lineal, más fílmico por así decirlo. Pero vamos, hablando de fílmico y del SH4, más quisiera el mejor Lynch, o ya puestos al tema, más quisiera el mejor Fincher (jugadlo y me entenderéis).






4 comentarios:

  1. Comentario de alguien ajeno al Silent Hill al 98% (sólo he visto la película en el cine):

    Soy yo o en el primer vídeo la policía va con su moto tras el coche del padre y la niña y !cruza la doble línea amarilla continua y se mete en carril contrario mirando hacia un lado!!
    Cómo fiarse de un pueblo al que le rondan policía así, es increíble.

    ResponderEliminar
  2. Seis partes, cosas veredes amigo Sancho!
    Pero en fin...ya sabes que me gusta jugar para quedar con los amigos: un karaoke, un buzzer, una de wii.
    Es que estos juegos tan largos para los que no estoy preparado me aburren de tanto morir! No estoy dotado para la heroicidad del pulgar.

    Un abrazo, my guitar hero!

    ResponderEliminar
  3. Una asignatura pendiente, sin duda. Aunque lo cierto es que, ultimamente, me inclino mas por el estilillo arcade de partida rapida y a otra cosa ;)

    ResponderEliminar
  4. El bebé... cuando salía la sombra, qué susto te pegabas, jeje

    Después de haber machacado el S.Hill y varios Resident Evils a Play y Play2, ahora estoy completamente viciado al R.Evil 4 para Wii. Es alucinante, sobretodo el modo de juego. Sin duda uno de los videojuegos con los que más he disfrutado.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Sucios piratas dicen: